¡Únete al Coven!

Recibe antes que nadie consejos de estilo e imagen para potenciar ESO que te hace extraordinaria.

Lupercales, el origen pagano de san valentín

¡Comparte este artículo con tus amigos!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on pocket

¿Ya te diste cuenta? El ambiente comienza a oler a rosas y a chocolates, casi casi puedo ver los corazones flotando por ahí como burbujas llenas con frases cursis en lugar de dióxido de carbono.

Incluso cerrando los ojos podría ver todos los osos de peluche sujetando corazones de fieltro con un “T.Q.M” bordado en blanco, asomándose por cada maldita vitrina en las papelerías y tiendas de la ciudad.

Paletitas de corazón, tazas con dulces, tarjetas y demás están esperando por la fecha más cursi del año. Y por si aún no has adivinado, estoy hablando del 14 de febrero, día de San Valentín ❤️ (yupi)…

No me malinterpretes, no es que no me guste el amor y una que otra cursilería de vez en cuando, aunque sinceramente yo prefiero otra clase de demostraciones de amor (If you know what I mean).

Yo prefiero algo aún más pasional, desenfrenado… Prohibido. Creo que ya me dí a entender.

Y ya que estamos hablando de esto de San Valentín y de cosas prohibidas, ¿Sabías que esta festividad, como muchas otras, tiene su origen en el paganismo?

Así es, el día de San Valentín se remonta a unas fiestas ritualísticas celebradas en la antigua Roma llamadas “Lupercales” que por cierto, no tenían mucho que ver con el amor o la amistad… Eran más bien algo que hacía referencia a lo que mencioné antes: Lo prohibido.

Las Lupercales.

Estas fiestas se celebraban el 15 de febrero, su propósito era el de atraer fertilidad y suerte para la fecundación de las mujeres.
Para ello, se elegían a un grupo de adolescentes varones, que se conocían como los Luperci, el sacerdote sacrificaba un cabrito y un perro (animales considerados impuros) y untaba la sangre de éstos en la frente de los jóvenes.
Después los Luperci corrían desnudos por la ciudad azotando a todo aquel que encontraran a su paso, con tiras de piel de los animales sacrificados.

Los azotes en la celebración eran solamente simbólicos, nada doloroso ni sádico, incluso las mujeres se ponían a propósito frente a los Luperci para que las “purificaran” con sus látigos de piel de cabra y así poder concebir un hijo.

Fuente: Una de romanos WordPress

No era de extrañarse que algunas personas tuvieran sexo en plena celebración. En serio, si un festival con atractivos jóvenes corriendo desnudos, tirando azotes por doquier con el fin de mejorar la fertilidad no es el lugar ideal para tener sexo, entonces no sé qué lo sea.

Toda esta celebración funcionaba como una especie de ritual haciendo referencia al fauno Luperco, quien es la romanización de Pan, el dios griego de la fertilidad y la sexualidad masculina. Los Luperci representaban está deidad y repartían fertilidad por las calles de Roma con sus látigos.

Las lupercales surgieron, según relatos antiguos, cuando los hermanos Rómulo y Remo durante su reinado, preguntaron al horáculo de la diosa Juno qué debían hacer cuando todas las mujeres de Roma se volvieron estériles, entonces el horáculo respondió: “Madres del Lacio, que os fecunde un macho cabrío velludo”.

Fué entonces que este “macho cabrío velludo”, que obviamente se refería al fauno luperco, comenzó a representarse a través de los Luperci, que normalmente eran elegidos entre los cazadores.

La religión ataca de nuevo.

Cómo seguramente ya lo habrás imaginado, las Lupercales tenían una fuerte carga erótica y lasciva que al cristianismo, que comenzaba a tomar fuerza, no le agradó demasiado.

Así fué que el Papa Gelasio I prohibió esta festividad en el año 494 y a su vez fué sustituido (de forma muy forzada, por cierto) por la conmemoración del martirio de San Valentín, el cuál, supuestamente, fué un sacerdote que se opuso a la ley que dictaba que los soldados no podían casarse.

Al parecer este sacerdote oficiaba matrimonios de soldados a espaldas de la iglesia, y al ser descubierto fué condenado a muerte el 14 de febrero del año 270.

Por mucho tiempo el 14 de febrero fué una fecha reconocida por la iglesia, sin embargo actualmente las religiones cristianas ya no la consideran un día santo, debido a que no se ha podido comprobar que alguna vez existió ese tal San Valentín.

Aún así, la celebración del día de San Valentín sigue siendo una tradición en nuestra sociedad, al ser una fecha relacionada con el amor y la amistad es una fecha que difícilmente se pasa por alto, pero incluso una fecha tan relacionada con el amor tiene su origen en celebraciones cargadas de pasión y erotismo.

Algunas personas regalan rosas…

Cómo ya lo mencioné antes, en estas fechas abundan los regalitos tiernos y cursis, para novios “de manita sudada”, algunas personas regalan rosas, otros chocolates, globos…lo básico. Cosas ordinarias.

Pero nosotros queremos recordar los orígenes de esta tradición, y ya que no podemos realizar lupercales, creamos una colección de accesorios inspirados en el amor… El amor pasional, el amor a ti misma, el amor al placer, porque todas tenemos derecho de sentir que somos sexy, de divertirnos de vez en cuando, aunque esté mal visto, o prohibido, de todos modos nadie tiene por qué saberlo ¿No?

Es por eso que nuestra nueva colección combina el erotismo del bondage con el color más representativo de la pasión, el rojo. Todo mezclado en una serie de accesorios súper atrevidos para que festejes este 14 de febrero como te lo mereces, sin inhibiciones ni miedos, dejando salir a tu diosa interna para divertirse con tu pareja, tu amigo o amiga con derechos o tú sola, no hay reglas.

Aquí te dejo unas cuantas fotos de lo que tenemos para ti en esta colección:

Espero que esta información te haya parecido interesante. Como vez, prácticamente todas las festividades actuales tienen su origen en religiones y costumbres paganas. Espero que este san valentin lo vivas con actitud y como tú elijas vivirlo, si quieres regalar tazas y dulces no hay ningún problema, el punto es que lo hagas a tu manera.

¡Nos vemos en el siguiente post!

¡Únete y recibe antes que nadie consejos de estilo e imagen para potenciar lo que te hace única!

Deja un comentario

Deja un comentario

Valoraciones recientes
Item added to cart.
0 items - $ 0.00